X
Carrito actualizado
Aceptar
Madera Impregnada

IMPREGNACIÓN DE CALIDAD

info@conconmaderas.cl

+56 9 32517841

Al momento de evaluar y decidir la realización de un proyecto, surgen numerosas consideraciones relacionadas con el lugar, el tiempo, la arquitectura, los materiales, entre otros, acotado a un presupuesto definido para llevarlo a cabo. Es en este afán, que, algunas personas enfocan sus esfuerzos en reducir costos mediante la adquisición de materiales más baratos, muchas veces de calidad deficiente. Aquí la popular frase “lo barato cuesta caro” toma especial relevancia. Por ejemplo, recortar gastos en materiales de construcción puede generar beneficios inmediatos en el presupuesto, pero puede acarrear graves complicaciones en el corto o mediano plazo. La construcción de una vivienda es un proyecto de vida y la elección de sus materiales es una decisión fundamental.

Cuando se trata de la madera, una de las principales consideraciones que se debe tener son las condiciones a las que estará sometida y, en función de ello, elegir la especie adecuada a utilizar. En Chile, más del 95% de la madera disponible en el mercado es de pino radiata, una especie blanda y no durable cuando está expuesta a condiciones climáticas desfavorables y no ha sido previamente impregnada. Por tanto, es de vital importancia que el pino radiata esté correctamente impregnado si va a estar expuesto a la humedad o en contacto con el suelo, previniendo el ataque de termitas e insectos degradadores de madera, prolongando así la vida útil de la construcción en décadas.

Para asegurar la durabilidad de la madera, es esencial que sea sometida a un proceso de impregnación adecuado. Esto implica que la empresa productora siga rigurosos protocolos y procedimientos durante su proceso de fabricación, que aseguren la retención y penetración de los preservantes en la madera. Es fundamental que la madera esté seca antes de someterse al proceso de impregnación y que las concentraciones de solución de los preservantes sean los necesarios para el tipo de madera que se desee impregnar.

 

Cuando se toma la decisión de comprar madera impregnada, es natural preguntarse: ¿Cómo puedo estar seguro de que la impregnación sea adecuada? ¿Existe alguna entidad que me asegure que la retención y penetración del preservante en la madera sea acorde a la normativa chilena? ¿Qué complicaciones o riesgos se podrían presentar si el impregnado no es el adecuado?

Para tener respuestas más certeras a estas preguntas, conversamos con un experto en la materia, Jorge Fernández Silva, Encargado Laboratorio Madera Preservada del Departamento de Ingeniería en Maderas de la Universidad del Bio-Bio, quien afirma que “Para asegurarnos de que el impregnado sea el correcto, se realiza un control de calidad en un laboratorio de ensayo que esté acreditado bajo la norma chilena NCh-ISO/IEC 17025. Nuestro laboratorio está acreditado hasta el año 2027, lo que se puede verificar en el Instituto Nacional de Normalización

En el laboratorio se miden dos variables claves que permiten identificar una impregnación óptima: penetración y retención del preservante (ya sea CCA o Cobre Micronizado). Jorge nos comenta, “para medir la penetración, debemos realizar un ensayo colorimétrico. Se toma una muestra y se rocía con cromo azurol, que detecta el cobre que contiene la madera.  Si la pieza se torna azul, podemos asegurarnos que posee preservantes. Por otra parte, para medir la retención, se debe realizar un análisis en el laboratorio, que permite obtener el porcentaje de preservante retenido en la madera” 

Finalmente, Jorge señala que los riesgos son significativos si el impregnado no es el adecuado, la madera podría ser atacada por termitas, y si queda expuesta a mucha humedad (por ejemplo, un tabique), es bien probable que se pudra antes de un año. La madera impregnada de construcción para usos sobre el nivel del suelo debe tener una retención de 4,0 kg de CCA por m3 y penetración del 100% de la albura. Cuando se trata de madera que está en contacto con el suelo, o enterrada, está expuesta a un mayor riesgo, por lo que las retenciones deben ser mayores, con una retención de 6,4 Kg de CCA por m3”.

Elegir la madera adecuada para un proyecto es fundamental. Estamos en la era de lo desechable, existe la sensación colectiva de que nada es durable, sin embargo, cuando se trata de la construcción de una vivienda, una terraza, un cierre perimetral, o cualquier otro proyecto similar, tenemos el objetivo de que sea duradero, ya que muchas veces son la manifestación de los sueños hecho realidad.

En Concón Maderas Impregnadas, llevamos más de 30 años comprometidos con la calidad, donde aseguramos, a través de nuestro laboratorio interno y -cómo medida de doble control- un laboratorio externo acreditado, que nuestros productos cumplen con la norma chilena de impregnación NCh819, garantizando la durabilidad de esos proyectos que queremos que duren, para toda la vida.

Como empresa, seguiremos impulsando un futuro con construcciones seguras, duraderas y sustentables; mejorando la calidad de vida y bienestar de nuestros clientes y su relación con el entorno.

Certificaciones

Ver procesosFlecha BlancaFlecha Verde
1