Proyecto Social

Aula Viva

info@mccl.cl

+56 32 281 1100 | +56 32 281 1985

La Escuela Gastón Ossa Saint Marie, ubicada en la población Villa Hermosa de Viña del Mar, fue la sede de elaboración de “Minga Aula Viva”, proyecto que nace luego de que esta casa de estudio, junto al Colectivo Interdisciplinario de Arquitectura y Construcción RE, iniciaran un trabajo en conjunto tras la obtención –por parte de la escuela- del fondo InnovaConvivencia, otorgado por el Ministerio de Educación.

Integrado en un Proyecto de Desarrollo Medio Ambiental escolar, RE es invitado a pensar una idea que recoja las necesidades de la comunidad educativa, y que a su vez, potencie el entorno en el que fue emplazado: la huerta de la escuela. “La idea inicial de la escuela era construir mobiliario que acompañase el espacio de la huerta, donde se pudiese trabajar, comer y compartir. Pero la idea fue mutando a medida que conocíamos más sobre las necesidades de esta”, explicó Rui, Arquitecto del Colectivo, comentando que finalmente y con la intención de potenciar el espacio, se llegó a una propuesta mucho más ambiciosa: la “Aula Viva”.

Aula Viva se proyecta como un espacio de aprendizaje, interacción, descubrimiento y desarrollo de los estudiantes y todo el cuerpo estudiantil de la escuela; pensada desde la relación con el entorno y la creación de espacios naturales que dialoguen. “Ya no eran mobiliarios sino la construcción de una sala al aire libre; un multiespacio que reuniese todo tipo de interacciones, desde una jornada de huerta hasta la celebración del día de la mamá, por ejemplo”, señaló el arquitecto, añadiendo que “Fue así como con un presupuesto de 540 mil pesos comenzó la creación de estrategias capaces de priorizar y optimizar los recursos disponibles, focalizando la mayor parte de ellos en la obtención de una estructura sólida, segura, funcional y estéticamente agradable, que dialoga de manera amigable con el entorno, ya que el 90% de su composición es de madera”.

La estructura que albergaría la huerta, finalmente se construyó por medio de una jornada de urbanización abierta, donde de manera libre acudieron más de 50 personas para su construcción colaborativa; quienes sin vastos conocimientos en edificación de obras, pero con mucho compromiso y energía, crearon este espacio por medio del uso de materiales reciclados y la reutilización de materiales entregados por Concón Maderas Impregnadas, para así dar una nueva vida a las tablas de maderas impregnadas y crear con ellas un inspirador espacio de aprendizaje y vivencias colectivas.

“De esta forma fue posible estrujar al máximo los recursos existentes y construir esta increíble estructura en una hermosa jornada de 14 horas de trabajo en conjunto”, comentó Rui, haciendo énfasis en lo importante que es poder idear proyectos participativos y colaborativos, que incluyan procesos de aprendizaje y autogestión para incentivar a las comunidades a pensar y ejecutar en conjunto ideas sostenibles que son aporte para el bien común.

Fue así como por medio del compromiso de una comunidad y actores con un fuerte compromiso social, los estudiantes de la Escuela Gastón Ossa Saint Marie hoy cuentan con un inspirador espacio de creación y aprendizaje, que les permite experimentar y educarse al aire libre sobre alimentación saludable y biodiversidad, además de fomentar el vínculo con sus pares, a través del trabajo colaborativo cuidando el huerto y los estimula a crecer en función del desarrollo sustentable de sus espacios.

Agradecemos a todas las organizaciones involucradas por invitarnos a formar parte de este maravilloso proyecto que nos invitó a recordar la importancia del trabajo en conjunto para la creación de impactantes proyectos de la mano de la sostenibilidad.

Certificaciones

Ver procesosFlecha BlancaFlecha Verde